Andén 27

Blog de viajes y fotografía

jueves, 17 de mayo de 2018

CÓRDOBA EN 1 DÍA. VISITAS IMPRESCINDIBLES


Durante el pasado puente de Diciembre, hicimos una escapada a Andalucía para visitar Córdoba, Sevilla y Granada, ruta por Al Andalus y en Córdoba solo tuvimos tiempo de estar un día. La ciudad no es muy grande y está todo bastante a mano. Además, escogimos un hotel frente a la Mezquita de Córdoba, el Hotel Eurostar Conquistador, lo que nos facilitó mucho las cosas. A pesar de tener limitado el tiempo, esto es lo que nos dio de sí Córdoba en 1 día, visitas imprescindibles.
Cordoba, mujer regando flores
Escultura de mujer regando flores. Puerta del rincón.
En realidad, en Córdoba pasamos algo más de un día, porque la tarde que llegamos visitamos Medina Zahara, unas ruinas arqueológicas situadas a las afueras de la ciudad, pero esta visita no la cuento como tiempo empleado en conocer Córdoba en 1 día, ya que se sale del centro histórico.
Para aprovechar bien el día, madrugamos un montón y lo primero que hicimos fue visitar el Puente romano. Cruzamos hasta la otra orilla, desde donde hay unas preciosas vistas de la ciudad. Pero además de la panorámica que ofrece el puente romano, también tiene gran importancia histórica. Es el único puente que cruzaba el Guadalquivir en Córdoba hasta la mitad del Siglo XX y eso que el puente romano data del Sigo I a.C. Nos pareció original que en mitad del puente había un pequeño altar a San Rafael, el patrón de Córdoba. Y por último, como curiosidad, para los seguidores de Juego de Tronos, el puente romano de Córdoba es el puente de acceso a la ciudad de Volantis.
Puente romano de Cordoba. Visitas imprescindibles
Puente romano de Córdoba
La siguiente visita fue el Alcázar de los Reyes Cristianos. No es una de las atracciones turísticas más conocidas de Córdoba pero a nosotros nos encantó. Como fuimos a primera hora de la mañana, había muy poca gente, y pasa visitar los jardines es algo que agradecimos.  En realidad, se trata de un complejo defensivo que fue mandado construir por Alfonso XI en 1328, pero que pasa a tener una gran importancia histórica en la época de los Reyes Católicos ya que pasaban largas temporadas entre sus paredes. Desde aquí se gestó la reconquista de granada y el descubrimiento de América. Fue aquí donde Cristóbal Colón se reunió por primera vez con Isabel y Fernando para contarles su idea de viajar a las Indias. 
Cordoba. Jardines del Alcazar de los reyes cristianos
Alcázar de los reyes cristianos
Además de los magníficos jardines, se pueden visitar distintas estancias y torres del Alcázar de los Reyes Cristianos, como la Torre de los leones o la torre del Homenaje. Hay un par de salas que me sorprendieron mucho ya que hay varios mosaicos adornando las paredes, que fueron encontrados en diferentes excavaciones realizadas en Córdoba. Me llamó mucho la atención el mosaico de Polifemo y Galatea, del S. II d.C, donde está representado el cíclope y la ninfa, sentada a lomos de un monstruo marino con cabeza de lobo y cuerpo de serpiente.
Mosaico Polifemo y Galatea en Alcazar Reyes Cristianos. Cordoba
Mosaico Polifemo y Galatea
Tras visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos nos adentramos en la Judería y recorrimos muchas de sus intrincadas calles, algunas varias veces, porque entramos en una espiral de la que no sabíamos salir. Entramos en un pequeño zoco y visitamos la Capilla mudéjar de San Bartolomé. Es una pequeña estancia, con decoraciones mudéjares en sus paredes, pero para entrar hay que pagar entrada, no recuerdo el precio pero me pareció excesivo para lo que es. Si no eres un apasionado o gran entendido en arte, creo que no merece la pena. Paseando por la Judería nos fuimos acercando hasta la zona de la Mezquita, y aquí la judería empieza a ser una zona de bares y restaurantes. Pero hay una calle que no hay que dejar de visitar, el callejón de las flores, desde donde se puede sacar una de las fotos más famosas de Córdoba, en la que se ve la torre de la Mezquita de Córdoba enmarcada por la estrecha callejuela.
Mezquita y callejon de las flores. Cordoba
Callejón de las flores
A pesar de todo lo que llevábamos visitado ya tan solo era mediodía, así que fuimos paseando por la orilla del Guadalquivir hasta el Museo Julio Romero de Torres. Primero dimos un paseo por la zona, entramos a la Posada del Potro, un lugar que antiguamente se usaba para el descanso del viajero y que inspiró pasajes literarios de escritores tan famosos como Cervantes, Góngora y Quevedo. Y justo al lado de la Posada del Potro, en una pequeña placita, está el museo de Julio Romero de Torres, un pintor cordobés muy afamado y muy conocido por pintar a la Mujer Morena. El museo es pequeño, así que se ve bastante rápido, lo único malo es que no dejan hacer fotos en su interior. Una pena.
Entrada al Museo Julio Romero de Torres. Cordoba
Museo Julio Romero de Torres
Y de ahí nos fuimos casi corriendo a ver el Palacio de Viana y sus patios porque cerraban a las 15:00. La vista al Palacio de Viana la decidimos en el último momento y me alegro mucho haberla hecho porque, la verdad, merece la pena ver todos los patios que hay en su interior. Se trata de un Palacio donde residían los marqueses de Viana que hoy en día se ha convertido en museo. Se puede visitar tanto el interior del Palacio, e imaginarse cómo sería vivir allí, como los 12 patios cordobeses que hay en su interior. Cada uno con un nombre y una decoración distinta. Fuentes, pozos y albercas entremezclados con naranjos, flores y jardines. Toda una belleza y una forma de hacerse a la idea de lo que pueden ser los patios particulares de los cordobeses que abren sus puertas una vez al año para que el público también pueda disfrutar de esa belleza.
Patio del Palacio de Viana. Cordoba
Palacio de Viana
Y ahora sí, ya iba siendo la hora de comer, así que, suave suave nos fuimos acercando hacia la Plaza de la Corredera, pero antes nos acercamos hasta la Plaza de los capuchinos, donde se encuentra el Cristo de los Faroles, uno de los iconos de la ciudad. Yo me esperaba algo más monumental, pero es una pequeña plaza muy recogida, con las paredes en cal, y en su centro, un cristo crucificado rodeado de faroles. Y también de camino nos encontramos con las ruinas de un templo romano. Desconocía totalmente su existencia, así que me sorprendió muchísimo. Se trata de unas altas columnas corintias, que datan del S. I d.C y que no fueron descubiertas hasta 1950. Y es que en esta parte de Hispania, el imperio romano prosperó y se desarrolló durante siglos, y es que en Córdoba nacieron personajes tan relevantes como Séneca o Trajano.
La Plaza de la Corredera es la Plaza Mayor de Córdoba. Una enorme plaza cuadrangular en el centro de la ciudad con dos accesos, los llamados Arco alto y Arco Bajo. La parte inferior de las fachadas de las casas están porticadas y todos los edificios siguen la misma estética de balcón y persiana. El centro de la plaza está ocupado por terrazas, donde se puede degustar un rico salmorejo cordobés.
Detalle de la Plaza corredera. Cordoba
Plaza de la Corredera
Y después de tomar fuerzas, nos fuimos hasta la Mezquita de Córdoba, la visita imprescindible con mayúsculas de Córdoba. En realidad es una Mezquita - Catedral ya que su construcción original en 786 era de mezquita, pero tras la reconquista en 1238, se consagró como catedral. Es un monumento tan importante que más adelante escribiré un post exclusivo sobre la Mezquita de Córdoba.
La Mezquita de Córdoba es Patrimonio de la Humanidad desde 1984.
Interior de la Mezquita de Cordoba
Mezquita de Córdoba
Y a pesar de que el tiempo nos cundió bastante, esto es lo que nos dio de sí Córdoba en 1 día, visitas imprescindibles. Nos quedamos con ganas de ver más cosas de Córdoba, de pasear por sus calles y probar más platos de su rica gastronomía, esperamos poder volver pronto.

El Castillo de Almodóvar

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

10 comentarios:

  1. Nos ha gustado mucho este paseo virtual por la ciudad de los califas. Hace bastante tiempo que no vamos a Córdoba (tanto que no tenemos fotos en formato digital) así que tu post nos ha animado a organizar una escapada de fin de semana... 👍🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que hace mucho que no estáis en Cordoba! Jejeje
      Está preciosa

      Eliminar
  2. He.estado pero hace mucho tiempo. Leyendo tu post me apetece mucho volver. Me encanta la arquitectura arabe y esos patios y callejones con flores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo ganas de ver esos patios en Mayo, cuando los abren al público. Tiene tanto cordoba que es para ir y no salir de allí!

      Eliminar
  3. Hace ya más de 15 años que no visito córdoba. Y la verdad es que me encantaria regresar. Más o menos lo recordaba todo coma lo que no recordaba que era este precioso mosaico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mosaico está el el alcazár de los reyes cristianos, un sitio muy recomendable para visitar

      Eliminar
  4. Me encanta leer posts de Córdoba. Me trae muy buenos recuerdos de cuando fuimos el otoñó pasado. Un recorrido muy completo acabando con la guinda de la ciudad: la mezquita-catedral de Córdoba :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo disfruté mucho escribiendo sobre Córdoba. Una ciudad que me encantó y que disfrutamos mucho.

      Eliminar

Gracias por comentar en Anden 27.