Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 20 de febrero de 2017

EL CASTILLO DE PRAGA


El castillo de Praga es una de las visitas que no debes dejar de hacer si visitas esta preciosa ciudad. Es la segunda visita dentro de mi lista de las 16 cosas que ver y hacer en Praga. En cuanto te acercas al río Moldava, se ve la silueta de todos sus edificios sobre la colina. A pesar del nombre, Castillo de Praga, no se trata de la típica fortaleza medieval con murallas y torreones, se trata de un conjunto de edificios, iglesias y torres.
El castillo de Praga
El castillo de Praga

Para que os hagáis una idea del tamaño, os pongo una fotografía sacada de la web oficial del castillo de Praga . En función de lo que se quiera ver, hay varios tipos de tickets. Nosotros lo vimos todo, ya que habíamos ido hasta Praga, pues compramos la entrada que incluía todo, pero eso depende de los gustos y el tiempo del que disponga cada uno. Al final del post, hay un plano del castillo de Praga y lo que incluye cada tipo de ticket.
Vista aerea del castillo de Praga
Vista aérea del castillo de Praga. Fotografía de www.hrad.cz

LA ENTRADA AL CASTILLO DE PRAGA


La entrada al recinto del castillo de Praga es bastante ostentosa. Hay una enorme reja de hierro forjado y la puesta está flanqueada por dos enormes estatuas que forman el conjunto escultórico de La Batalla de Titanes. También hay dos guardias, que están inmóviles "aguantando" las fotos de los turistas. Si te gustan los cambios de guardia, puedes verlo todos los días a las horas en punto y a las 12:00 el cambio de guardia se hace con música.
Entrada al castillo de Praga
Entrada al castillo de Praga

LA CATEDRAL DE SAN VITO


La catedral de San Vito se comenzó a construir en 1344 y es uno de perfiles más famosos de Praga. El edificio, en estilo gótico, tiene tres altísimas torres. Dos de ellas miden 80 metros y la tercera y más alta mide 99 metros. Esta última torre es el campanario, en la que se encuentra Zikmud, la campana más grande de el país.
La catedral de San Vito. Castillo de Praga
Catedral de San Vito
Tardó nada más y nada menos que seis siglos en construirse. En el interior te encontrarás la capilla de San Wenceslao, donde están las reliquias del Santo y la tumba de San Juan de Nepomuceno, el que tiene la estatua en el puente de Carlos. El rosetón es una auténtica maravilla y representa la creación del mundo. Además, hay un precioso mosaico, hecho de cristal de Bohemia, de 80 metros cuadrados que representa el juicio final, llamado el portal dorado. No es una puerta cualquiera de la catedral de San Vito. Por esta puerta entran los reyes en la ceremonia de coronación.
Portal dorado en Catedral de San Vito Praga
Portal Dorado
Si quieres disfrutar de unas vistas desde las alturas, se puede subir a la torre sur por unas escaleras de caracol. Se sube hasta una altura de 56 metros y son 287 escaleras. Pero el esfuerzo merece la pena porque hay unas bonitas vistas de todo el castillo de Praga y de la ciudad al completo.
Vistas de Praga desde torre Catedral de San Vito
Vista desde la torre de la catedral de San Vito

EL CALLEJÓN DEL ORO


El callejón del oro es uno de mis rincones preferidos de Praga. Es una pequeña callejuela con casa de colores. Se construyeron pegadas a la muralla como vivienda de los guardianes del castillo y después fue donde vivieron el gremio de los orfebres, de ahí le viene el nombre del callejón del oro. En una de estas casitas vivió Franz Kafka durante dos años, entre 1916 y 1917. Hoy en día, algunas son tiendas de souvenirs y otras están ambientadas como vivienda y siguen conservando un encanto especial. Como suele haber bastante gente, ármate con un poco de paciencia e intenta entrar en todas las casitas que puedas porque son muy singulares. Hace años se podía visitar el callejón del oro libremente, sin pagar entrada, pero ahora hay que pasar por taquilla para poder verla y es una de las zonas que se incluye en el ticket combinado.
Callejon dorado en Castillo de Praga
Callejon dorado

ANTIGUO PALACIO REAL


El antiguo palacio real es la parte más antigua del recinto del castillo de Praga y está conectado con la catedral de San Vito por un pasaje cubierto. Su primera construcción, del S. IX, era un austero castillo de madera, pero en el S. XII, ya se construyó un palacio para residencia de los reyes de Bohemia. Lo más impresionante es la sala de Vladislov, una enorme sala de ceremonias con un curioso techo abovedado y nervado. Aquí se celebraban bailes, fiestas y torneos. El acceso a esta sala se hace por la llamada escalera de los caballeros.
Salon Vladislov en castillo de Praga
Salon Vladislov. Fotografía de www.mundocity.com

IGLESIA Y CONVENTO DE SAN JORGE


La iglesia de San Jorge es el edifico de fachada rojiza y torres blancas que puedes ver en la fotografía desde la torre de la catedral de San Vito que he puesto un poco más arriba. Justo al lado de la iglesia, se encuentra el convento de San Jorge. Se encuentran en el tercer patio del castillo de Praga, justo detrás de la catedral de San Vito. Tanto la iglesia de San Jorge como la catedral de San Vito fueron unos de los primeros edificios que se construyeron de piedra en el castillo de Praga. Busca en su parte Oeste un bonito bajo relieve de la historia de San Jorge y el dragón. En el convento se puede ver actualmente la colección de arte bohemio del S. XIV de la Galería Nacional de Praga. 

TORRE DALIBORKA


Al final del callejón del oro está la Torre Daliborka. Fue una famosa cárcel y su nombre proviene del primer prisionero que hubo en su interior: Dalibor de Kozojed.
Cuenta la leyenda que este joven caballero fue condenado a muerte por ayudar a los esclavos rebeldes en su levantamiento. Durante su cautividad aprendió a tocar el violín y la gente de Praga se acercaba a esta torre para escuchar sus melodías y llevarle algo de comer y beber. Debido al gran cariño que le tenía la gente, y temiendo una revuelta,  las autoridades retrasaban y retrasaban su ejecución hasta que un día dejó de oírse el violín.
La ópera Dalibor del compositor checo Smetana, está basado en esta leyenda.
De esta leyenda tan blanca se desprende una historia un poco más oscura y puede que incluso más real que explica la relación de Dalibor con el violín. En aquella época había un instrumento de tortura llamado violín ya que su forma se parecía al citado instrumento. Era un artilugio que tenía unos agujeros para meter la cabeza y las manos y cuando se comenzaba a utilizar, hacía que los prisioneros hicieran "música", seguro que no tan bonita como la de un violín.
Torre Daliborka en el castillo de Praga
Torre Daliborka

LA TORRE NEGRA

La torre negra está en la entrada este del castillo y debe su nombre a que en 1541 se incendió y se quedó negra durante mucho tiempo. Fue usada como cárcel para deudores.

LA TORRE BLANCA

La torre blanca, situada en el otro extremo del callejón del oro, también fue prisión, pero esta para integrantes de la nobleza. Una de sus "huéspedes" más famosa fue Katerina de Lazany, cruel asesina que mató a 14 personas. Estuvo atada con una soga en los sótanos de la torre blanca hasta que murió de frío, hambre y sed.
Aquí también fue encarcelado un famoso alquimista llamado Edward Kelley. Le prometió al rey Rodolfo II que convertiría el plomo en oro, pero no lo consiguió y terminó con sus huesos en la Torre Blanca.

LA TORRE DE LA PÓLVORA

En el S. XV, la torre de la pólvora era una torre defensiva, pero en un incendio se destruyó. Fue reconstruida por Tomas Jaros, el que fabricó la campana Zikmund y la torre se convirtió en su residencia y taller. También fue laboratorio de alquimistas, prisión y después almacén de pólvora, de ahí su nombre.

LOS JARDINES DEL CASTILLO DE PRAGA


El castillo de Praga está rodeado de Jardines. Los más importantes son los Jardines Reales y los jardines del Sur.
El jardín real fue construido en 1534 por Ferdinand I de Habsburgo. En un principio estaba diseñado en estilo italiano, pero en el Siglo XIX se transformó al estilo Inglés. Aquí encontraremos una joya renacentista en forma de fuente, la fuente cantarina.
Los jardines del sur, como su nombre indica, se extienden por la fachada sur del castillo. Desde aquí hay unas bonitas vistas de la ciudad vieja y Mala Strana.
Los jardines solo se pueden visitar desde Abril hasta Octubre.
Jardines Castillo de Praga
Jardines Castillo de Praga
Como ves, el castillo de Praga, tiene mucho que ver y que disfrutar. Por lo menos, guarda medio día para poder visitarlo. A nosotros fue uno de los sitios que más nos gustó de Praga y creemos que es una visita imprescindible, aunque no te pierdas las otras 16 cosas que ver y hacer en Praga. ¿Tú también crees que el castillo de Praga es un imprescindible de la ciudad?
DATOS PRÁCTICOS

Web del castillo de Praga

Mapa del castillo de Praga
Mapa del castillo de Praga

CÓMO LLEGAR AL CASTILLO DE PRAGA


Para subir al castillo se puede hacer a pie casi desde cualquier parte de Praga. Igual la opción más fácil es subir desde la plaza de Mala strana por la calle Nerudova. La opción a pie yo la dejaría para la vuelta, que bajar siempre es más fácil. También se puede llegar en Metro, con la línea A, Parada Hradcanska.
Nosotros subimos en el tranvía 22 y paramos en Prazky Hrad. Además de llegar descansado al castillo de Praga (que hay mucho que ver allí) el recorrido del tranvía es muy bonito según va subiendo la colina hasta el castillo.

Como llegar al castillo de Praga
Como llegar al castillo de Praga

TIPOS DE TICKET


Circuito A: Incluye la catedral de San Vito, el antiguo palacio real, exhibición "la historia del castillo de Praga, Iglesia de San Jorge, el callejón del oro con la torre Daliborka, la torre de la pólvora y el palacio Rosenberg.
Circuito B: Incluye la catedral de San Vito, el antiguo palacio real, Iglesia de San Jorge, el callejón del oro con la torre Daliborka.
Circuito C: Incluye la exhibición "El tesoro de la catedral de San Vito y la galería del castillo de Praga.
Para ver los precios actualizados, consultar la página del castillo.
Si quieres hacer fotos en los interiores, hay que pagar también. Con este permiso, puedes sacar fotos sin flash y sin trípode.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en Anden 27.