Andén 27

Blog de viajes y fotografía

jueves, 21 de septiembre de 2017

VISITANDO GALICIA. COMBARRO Y SUS FAMOSOS HORREOS


Uno de los pueblos más pintorescos que visitamos en nuestro viaje por Galicia fue Combarro. Yo lo había visitado en un viaje anterior y tenía un recuerdo muy bonito de este lugar, así que, estando hospedados en Cambados, pasamos una mañana visitando Combarro y sus famosos horreos.
Visitando Galicia. Combarro y sus famosos horreos
Combarro
Llegamos en coche bastante pronto por la mañana, teniendo en cuenta que estábamos de vacaciones, y aparcamos cerca de la zona más bonita del pueblo. Había mucho sitio para aparcar, pero cuando volvimos estaba hasta los topes y vimos muchos coches dando la vuelta. Combarro es un pueblo que tiene mucho turismo, así que lo mejor es no ser muy perezoso y madrugar un poco. De la anterior visita lo recordaba menos turístico, con menos gente, pero a pesar de todo, merece la pena visitarlo.
Horreos de Combarro. Visitando Galicia

COMBARRO. LA VISITA


Combarro es un pueblo marinero y su centro histórico está plagado de casas marineras, casas mariñeiras como dicen allí. Se trata de pequeñas viviendas, orientadas al mar, con una planta baja usada como almacén y un balcón en la primera planta que indicaba la posición social de la familia que vivía en la casa. Si eran de piedra, la familia tenía dinero. Los marineros las solían construir en madera o hierro forjado. Como pasa en muchos pueblos marineros, las casas estaban pintadas en vivos colores, de la pintura que les sobraba de pintar sus barcas. Hoy en día, en casi todas las plantas bajas hay tiendas, bares o restaurantes. Puedes comprar un recuerdo, tomarte un albariño o una ración de pulpo.
Centro historico Combarro. Visitando Galicia.
Pero lo que más caracteriza a Combarro son sus horreos. Hay más de 60 en todo el pueblo y casi 30 a orillas del agua. Los horreos se usaban para guardar grano, patatas o cualquier otro alimento. Para evitar que entrara humedad o animales, como ratones, se construían sobre altos postes. De esta manera cogían altura y la comida se conservaba hasta que fuera necesario. Al final del pueblo, recorriendo toda la calle hasta el final, en la playa del padrón, hay una panorámica muy bonita de todo el conjunto. Sobre todo si la marea está alta, ya que los horreos parecen flotar sobre el agua.
Horreo de Combarro. Visitando Galicia.
Paseando entre sus calles nos encontramos con varios cruceiros, que según la creencia popular tenían una función protectora. Hay siete en total y están colocados en cruces de calles. Todos ellos representan a Cristo crucificado, que mira a la tierra, y por detrás, la figura de la virgen, que mira al mar. Aunque hay uno que está al revés. Si vas con niños, puede ser divertido encontrar cual es.
Cruceiro en Combarro. Visitando Galicia
Lo bonito de visitar Combarro es callejear por todas sus calles. Es pequeño, por lo que tampoco lleva mucho tiempo. Nosotros empezamos caminando por la zona de los horreos que están alineados con la ría hasta la playa del padrón, y luego volvimos por las calles del interior. Hay una que se llama Rua Cega, y ninguna de las casa de esta calle tiene vistas al mar. Posiblemente, ninguna de estas familias vivían del mar, sino que trabajaban en la tierra y con animales. Por eso, en estas casas, las puertas son más grandes, para que los carros y el ganado entraran con más facilidad.
Detalle calles Combarro. Visitando Galicia.
En Combarro también hay una bonita Iglesia, la Iglesia de San Roque, santo protector contra males y enfermedades. Está en una plaza muy bonito, con un cruceiro, la biblioteca, con una bonita balconada de piedra, y unas tiendas de souvenirs muy coloridas que le dan vida a este rincón.
Plaza en Combarro. Visitando Galicia
Sin duda, Combarro es uno de esos lugares con encanto. De hecho, lo elegí como uno de los 17 lugares para descubrir España. Si visitas Galicia, no puedes dejar de visitar Combarro y sus famosos horreos.

lunes, 18 de septiembre de 2017

CRUZANDO LAS ROCOSAS A BORDO DEL ROCKY MOUNTAINEER (PARTE 2)


Después de descansar del primer dia cruzando las rocosas a bordo del Rocky Mountaineer, en el trayecto de Jasper a Kamloops, tocaba la segunda parte del recorrido hasta Vancouver. El paisaje de este segundo día no tiene nada que ver con el del primer día. Se trata de un paisaje más desértico, en comparación con el paisaje frondoso y exuberante del día anterior.
Rocosas canadienses a bordo del tren Rocky Mountaineer

jueves, 14 de septiembre de 2017

CRUZANDO LAS ROCOSAS A BORDO DEL ROCKY MOUNTAINEER (PARTE 1)


Dos de los días de nuestro Recorrido de 18 días por Canadá lo pasamos en un tren, concretamente los días que pasamos cruzando las rocosas a bordo del Rocky Mountaineer. Una forma diferente de visitar esta zona de Canadá y un par de días de descanso para nosotros, donde nos mimaron y nos dieron de comer y beber en abundancia. Toda un lujo sobre raíles.
Cruzando las rocosas canadienses a bordo del Rocky Mountaineer

lunes, 11 de septiembre de 2017

VOLANDO EN HELICÓPTERO SOBRE LAS CATARATAS DE IGUAZÚ


Dentro de nuestro Recorrido por Argentina, una de las etapas imprescindibles es Iguazú. Y una de las cosas que se pueden hacer en las Cataratas de Iguazú es sobrevolarlas montado en un helicóptero. Yo nunca antes me había montado en un helicóptero y esta fue la primera vez, y la única, que lo he hecho, así que me he animado a contaros mi experiencia volando en helicóptero sobre las Cataratas de Iguazú.
Volando en helicoptero sobre las cataratas de Iguazu

jueves, 7 de septiembre de 2017

COMER EN ALBARRACÍN. RESTAURANTE RINCÓN DEL CHORRO


En nuestra viajecillo que hicimos a Teruel, una de las paradas obligadas era visitat el pueblo de Albarracín, uno de los 17 lugares para descubrir España, y como pasamos el día allí, pues buscamos un sitio para comer. Hay bastante oferta gastronómica, pero leyendo los comentarios de esa aplicación tan famosa, nos decantamos, para comer en Albarracín, por el Restaurante Rincón del Chorro.
Comer en Albarracin. Restaurante rincon del Chorro.
Restaurante Rincon del Chorro. Albarracín

lunes, 4 de septiembre de 2017

VISITANDO LAS RUINAS DE HERCULANO, LA OTRA VÍCTIMA DEL VESUBIO


Pompeya es la ciudad más famosa que sufrió la tragedia de la erupción del Vesubio aquel fatídico 24 de Agosto del 79 d.C, pero no fué la única. Hubo otras dos ciudades más pequeñas que también quedaron sepultadas bajo la lava y las cenizas. Una de ellas es Torre Annunziata (Oplontis) , donde se puede visitar la Villa Poppea y Herculano, una ciudad más pequeña pero más lujosa, en tiempos romanos, cuyas ruinas se han conservado tan bien como las ruinas de Pompeya. Así que vamos a visitar las ruinas de Herculano, la otra víctima del Vesubio.
Visitando las ruinas de Herculano, la otra victima del Vesubio
Calle de Herculano