Andén 27

Blog de viajes y fotografía

jueves, 22 de febrero de 2018

CONOCIENDO GALICIA. EL CASTRO DE SANTA TECLA



Estamos en los últimos días de nuestro recorrido por Galicia y estando en Baiona es casi una visita obligada subir al Monte de Santa Tecla para ver la panorámica que se ve desde allí y conocer el castro de Santa Tecla.
Vistas del Miño desde el Monte de Santa Tecla
Vistas del Miño desde el Monte de Santa Tecla

¿CÓMO LLEGAR AL CASTRO DE SANTA TECLA?


La verdad es que no tienen pérdida. Hay que llegar hasta el municipio de La Guardia (o A Guarda en gallego) y luego seguir las indicaciones para subir al monte de Santa Tecla. Se puede acceder en coche casi hasta lo más alto, pero arriba no hay mucho sitio para aparcar, así que si no vas pronto por la mañana es muy posible que veas montones de coches aparcados en la cuneta. También se puede subir andando desde La Guardia. Hay tramos por carreteras, por pistas y hasta un tramo largo por escaleras. Es una subida bastante maja, así que si no estás en forma o no tienes mucho tiempo, una buena opción es subir en coche a ver el castro de Santa Tecla.
Via crucis en Santa Tecla. Pontevedra
Vía crucis en Santa Tecla

¿QUÉ VER EN EL MONTE DE SANTA TECLA?


En el monte de Santa Tecla tiene básicamente 4 atractivos:

El vía Crucis
El vía Crucis es una sucesión de cruces a lo largo del camino hasta llegar a la ermita. En realidad hay dos. Uno del Siglo XVII con cruces de piedra bastantes sencillas, y otro del Siglo XX que son las cruces que tienen medallones de bronce con escenas del calvario de Jesús.

La ermita
La ermita es una sencilla edificación del Siglo XII en estilo románico. Si tienes males de cabeza o del corazón es buen momento para rezarle a Santa Tecla, que seguro que te ayudará.
Si visitas este lugar el 2º domingo de Agosto, puede participar en la romería que se celebra. Toda la gente del pueblo sube hasta la ermita por el vía crucis, oye una misa y luego disfruta de la comida, de la bebida y de la danza. 
Ruinas en el castro de Santa Tecla
Castro de Santa Tecla
El mirador del pico San Franciso
Desde aquí se puede ver Portugal, la desembocadura del ría Miño y el océano Atlántico. Al estar sobre una altura considerable, 343,9 metros, es un lugar privilegiado y las vistas son espectaculares. Si hay suerte y el día está despejado hay una panorámica de 360º preciosa. Pero hay que escoger bien el día porque a esa altura suelo hacer unos cuantos grados menos que a nivel del mar y suele haber bastante niebla o bruma. Hace muchos año visité el monte y el castro de Santa Tecla con mis padres y allí arriba estaba todo muy despejado pero había una niebla a nivel del mar que casi no se veía a un par de metros.
Vista del Castro de Santa Tecla. Galicia. Pontevedra
Vista del Castro de Santa Tecla
El castro de Santa Tecla
El castro de Santa Tecla es la guinda de la visita. Se trata de un poblado que data del Siglo II-I a.C. Están las ruinas muy bien conservadas, con las paredes redondas de las casas y la muralla que rodeaba el poblado. Hay dos casas reconstruidas para que el visitante se haga una idea de como se vivía en aquella época. Como curiosidad y según los historiadores, las casas y los poblados enteros se construían con formas redondas ya que según su mitología, al no haber ninguna esquina, los espíritus no se quedaban retenidos. Se sabe que vivió gente durante la época de romanización de Galicia y luego este lugar se abandonó hasta que se descubrieron las ruinas en 1862. Unos canteros que trabajaban en la ermita encontraron una escultura de bronce de Hércules y a partir de ese hallazgo se descubrió el castro de Santa Tecla.
Detalle del castro de Santa Tecla. Pontevedra. Galicia
Detalle del castro de Santa Tecla
No es uno de los lugares más conocidos de Galicia pero si te acercas hasta Baiona o alrededores no puedes dejar de visitar el Castro de Santa Tecla. Seguro que te gustará.

lunes, 19 de febrero de 2018

PASEANDO ENTRE PINGÜINOS EN ARGENTINA


Durante nuestro recorrido por Argentina, disfrutamos mucho de la Naturaleza tan impresionante que hay en ese magnífico País, que me tiene enamorada. Y además de bellos e inmensos paisajes también tuvimos la oportunidad de ver animales en libertad. Y ¿Dónde los vimos?, en Puerto Madryn, que fue una de las etapas de nuestro recorrido. Aquí hicimos un avistaje de ballenas y estuvimos paseando entre pingüinos
Paseando entre pingüinos. Puerto Madryn. Argentina
En esta zona hay varias pingüineras, pero la que nosotros visitamos fue la Pingüinera de San Lorenzo, que está ubicada en la Península de Valdés. Aquí se ubica una colonia de pingüinos protegida de 500.000 ejemplares de pingüinos de Magallanes. Nosotros fuimos durante la época de cría  y vimos los nidos con los huevos, a pingüinos encubando y hasta alguna cría muy pequeña.
Pingüino encubando en pingüinera San Lorenzo. Argentina
Pingüino encubando en pingüinera San Lorenzo.
Pingüino con crias en pingüinera San Lorenzo. Argentina
Pingüino con crías en pingüinera San Lorenzo
Para poder ver a los pingüinos de la Pingüinera de San Lorenzo hay unos senderos que recorren gran parte de la zona, y de los que no se puede salir, por lo que literalmente se está paseando entre pingüinos. Evidentemente, los pingüinos no se pueden tocar, ni molestar, ni hacer ruido, ni gritar. Se intenta no molestarles. Además, nunca hay que colocarse en su camino porque, los pobres, cuando encuentran un obstáculos se cortocircuitan y no saben muy bien que hacer. Vimos varios pingüinos que se habían encontrado en su camino con alguna barrera y estuvieron quietos frente a ella durante muuuuucho tiempo.
Pingüinera de San Lorenzo. Argentina
La visita se realiza acompañados en todo momento por un guía especializado, que vigila en todo momento que no se importunaran a los pingüinos, en grupos pequeños y dura aproximadamente 1 hora y 15 minutos. Los pingüinos llegan todos los años a esta zona desde la costa sur de Brasil para hacer su ciclo reproductivo. Más o menos, comienzan a llegar entre Agosto y Septiembre y se van entre Febrero y Marzo. Los machos son los que construyen los nidos y una vez encuentran pareja, se ponen los huevos. Tanto el macho como la hembra son los encargados de empollar el huevo, y una vez que nacen las crías, las alimentan hasta que crezcan y sean lo suficientemente fuertes para salir al mar. Como curiosidad, los pingüinos de Magallanes son monógamos y ponen tan solo dos huevos cada año.
Pingüinera de San Lorenzo. Pingüinos de Madagascar. Argentina
Nuestro paseo entre pingüinos nos llevó hasta la orilla del mar, hasta donde se dirigían casi todos los pingüinos, tanto para refrescarse como para alimentarse, ellos y sus propias crías. Los pingüinos que se pueden ver en la pingüinera de San Lorenzo son de la especie llamada Magallanes. No son muy grandes, miden en torno a 40 centímetros y pesan unos 3 kilos. El color de su pelaje en la zona del vientre es blanco, mientras que el de la zona de la espalda es negro. Nos contaron que estos colores son un desarrollo evolutivo y de supervivencia, para mimetizarse con el mar. Al nadar en el mar, el color negro de la espalda hace que se le confunda con la oscuridad de las profundidades marinas, mientras que el color blanco, es un color más luminoso para aquellas criaturas que puedan mirar hacia arriba y les confundan con la luminosidad de la superficie.
Esta visita a la pingüinera de San Lorenzo, en la que se tienen la oportunidad de pasear entre pingüinos, es otra de las excursiones que nunca olvidaré de nuestro recorrido por Argentina. De esas experiencias que se recuerdan toda la vida.

La Península de Valdés es Patrimonio de la Humanidad desde 1999.

jueves, 15 de febrero de 2018

LOS GUERREROS DE TERRACOTA. VISITANDO XIAN


RECORRIDO POR CHINA. DÍA 6: VISITANDO EL MUSEO DE LOS GUERREROS DE TERRACOTA EN XIAN


Hoy es el día más emocionante de nuestro recorrido de 17 días por China, ya que hoy toca visitar los Guerreros de Terracota, uno de los motivos por los que decidimos viajar a China. Hace ya unos años visitamos la exposición itinerante sobre los soldados de Terracota y ya quedé impresionada, así que tenía las expectativas muy elevadas y no me defraudó en absoluto.
Los soldados de Xian. Visitando Xian
Guerreros de Terracota. Fosa 1

lunes, 12 de febrero de 2018

5 REGALOS DE SAN VALENTIN PARA VIAJAR SIN SALIR DE CASA


San Valentín es una fecha perfecta para hacer un pequeño detalle a tu pareja, puede ser un regalo, una escapada romántica o las dos cosas a la vez, como estos 5 regalos de San Valentín para viajar sin salir de casa.
5 regalos de San Valentin para viajar sin salir de casa

jueves, 8 de febrero de 2018

JARDINES BUTCHART, LOS MÁS BONITOS DEL MUNDO


Los jardines Butchart, o the Butchart Gardens, son unos de los jardines más bonitos que conozco. De todos los jardines que he visitado, y eso que han sido muchos, estos son de los que guardo un mejor recuerdo. Se encuentran en Canadá, en la Isla de Vancouver, a medio camino entre el aeropuerto de la Isla y Victoria, la ciudad más poblada de la Isla. Además tiene un origen bastante curioso, que os cuento un poco más abajo. Preparados para visitar los jardines de Butchart, uno de los jardines más bonitos del mundo.
The Butchart Gardens. Canada

lunes, 5 de febrero de 2018

HOTEL IRIBARNIA, DORMIR CON ENCANTO EN NAVARRA


Hay veces que apetece hacer una escapada y lo que realmente se busca es descansar y alojarse en un hotel rural con encanto, donde todo está cuidado al detalle, el tiempo se ralentiza y se puede disfrutar del entorno, la compañía y el reposo. El pasado fin de semana hicimos una de esas escapadas y nos alojamos en el hotel Iribarnia, un hotel rural con encanto, en Navarra, a las faldas del monte Saioa y a tan solo 25 kilómetros de Pamplona.
Hotel Iribarnia. Hotel rural con encanto en Navarra

jueves, 1 de febrero de 2018

LA PIZZA NAPOLITANA YA ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


El pasado Diciembre la pizza Napolitana ha sido declarada Patrimonio inmaterial de la Humanidad. Desde 2009 lleva en proceso, y por fin, casi al final del 2017, la pizza Napolitana ya es patrimonio de la Humanidad. Este reconocimiento no es solo por el exquisito plato italiano, sino por el arte tradicional que conlleva su elaboración.
Pizza en Da Michele. Napoles. Patrimonio de la Humanidad
Pizzería Da Michele