Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 22 de enero de 2018

LA GRUTA AZUL, LA CUEVA MÁS FAMOSA DE CAPRI


La gruta azul (o grotta azurra en italiano) es una pequeña cueva que es muy conocida por el intenso color azul que se puede ver en su interior y que se refleja hasta sus paredes y el techo. Para poder visitarla la única forma que hay es entrando en un barca, lo que le añade encanto a la experiencia. La isla de Capri ya era conocida desde la época de los romanos, aquí venían a veranear las familias importantes y el emperador Tiberio la convirtió en la capital del reino. De hecho, hay una leyenda que dice que en la gruta azul vivía el fantasma de Tiberio, por lo que los pescadores de la zona evitaban entrar aquí. Pero no fue un reclamo turístico hasta que, en 1826, un pescador se la mostró a un pintor alemán llamado August Kopisch, convirtiéndose la gruta azul en la cueva más famosa de Capri.
Grotta Azurra en la isla de Capri

¿DÓNDE ESTÁ LA GRUTA AZUL?


La gruta azul se encuentra en la isla de Capri, una isla que está situada en la bahía de Nápoles, en pleno mar mediterráneo. Frente a ella, está el famoso volcán Vesubio y la ciudad de Pompeya. Dentro de la propia isla, se localiza en la zona de Anacapri y está en la zona de la costa, ya que la gruta azul da al mar. Los barcos llegan a Capri desde el continente a Marina grande, así que, para visitar la gruta azul hay que moverse, ya que está en otra zona de la isla.
Mapa de Capri y la gruta azul

¿CÓMO LLEGAR A LA GRUTA AZUL?


Para llegar a la gruta azul hay varias opciones:
Barco: Esta es la opción que nosotros escogimos. Desde el puerto de Marina grande parten barcos que o van directamente hasta la gruta azul y luego vuelven, o dan toda la vuelta a la isla y hacen una parada en la gruta azul para que, el que quiera, pueda entrar en la gruta azul. El precio de la gruta azul nunca está incluido en el precio del barco. A lo que hay que incluir la propina al barquero, que no es obligatoria ...... pero casi.
Autobús: Primero hay que coger el autobús desde Capri hasta Anacapri. Una vez en Anacapri, hay que ir a otra estación de autobuses y coger otro autobús hasta la gruta azul. Preguntando a cualquier lugareño te indicará a donde ir. Una vez allí, hay que bajar un montón de escaleras hasta llegar a la orilla.
La gruta azul en Capri. Napoles

VISITA A LA GRUTA AZUL


Y una vez que has llegado hasta aquí, empieza la espera. Depende de la cantidad de barcos que haya y de la gente que haya en las escaleras esperando, el tiempo espera puede ser corto, largo o muy muy largo. Para poder visitar la gruta azul hay que subir a una barca donde solo entran cuatro personas y el barquero. Las barcas van recogiendo a las personas de los barcos y a las que llegaron en autobús. Una vez que subes a la barca, te acercan a la "taquilla", que no es otra cosa que otra embarcación, donde pagas el ticket, y una vez pagada la entrada, la barca se va acercando a la entrada de la cueva esperando su turno para entrar. La entrada a la cueva mide tan solo 50 cm de alto y 1 metro y medio de ancho, por lo que, para poder entrar hay que tumbarse literalmente en la barca. Por esto, la cueva solo se puede visitar los días que hace buen tiempo y el mar está en calma. Nosotros tuvimos suerte y pudimos entrar a verla, ya que hacía un día estupendo.
Gruta azul en Capri. Compra de tickets
Es emocionante mientras esperas, porque ves a las barcas que van delante tuyo como entran y como casi, casi, los barqueros se dan con la cabeza contra la piedra, pero no... lo tienen todo controlado. Y por fín nos toca el turno. El barquero nos pide que nos tumbemos y que no nos levantemos hasta que nos diga. En el acceso a la cueva hay unas cuerdas con las que el barquero se ayuda para entrar, golpecito por aquí y golpecito por allá... y ya estamos dentro. La oscuridad te envuelve y de repente, todo se vuelve azul. Parece que hay una luz bajo el mar que hace que todo se ilumine. 
Mientras tanto, algunos barqueros cantan canciones italianas como 🎶 Oh sole mio 🎶 y el nuestro nos cuenta la historia de la cueva. Y yo ¡haciendo fotos como una loca!
La gruta azul. Entrada en barca a la cueva. Capri
El fenómeno que se produce en el interior de la gruta azul es producto de la luz. Hay una abertura en el techo, justo en la entrada, por donde entra la luz del sol que refracta en el mar y crea esa atmósfera mágica de azules eléctricos. ¡Es impresionante! Las fotos no consiguen sacar lo bonito que es el interior de la gruta azul. Y si ha eso le añadimos que estás en una barca, música ambiente de las gargantas de los barqueros y el ambiente que hay en la entrada con todo el jolgorio que hay montado, pues el resultado de la visita a la gruta azul, la cueva más famosa de Capri, es una experiencia inolvidable.
Interior en barca de la cueva azul. Capri

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

14 comentarios:

  1. Qué buena pinta tiene Capri, me arrepentiré toda la vida de nuestro viaje a Nápoles no acercarnos, bueno nos conformamos con Pompeya y Sorrento.
    Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros elegimos Capri en lugar de Sorrento. Es una pena que no se pueda ver todo, verdad?

      Eliminar
    2. Nunca es tarde para volver. Yo tambien tengo 20 años de querer ir a Grecia estuve en Italia y prometi volver pero la fontana de Trevi no funciono para mi.
      jiji 🤣

      Eliminar
    3. La gruta azul está en Nápoles, Italia, y la fontana de Trevie está en Roma, Italia también... No se que pinta Grecia aquí.

      Eliminar
  2. ¡Qué guay! estos sitios son de los que me gustan a mí jeje Tiene una pinta fantástica, y es que esa zona toda debe ser preciosa, tengo muchas ganas de ir. No sé, Italia en general tiene algo mágico, norte, sur, este u oeste, es una maravilla de por sí :) Muuuuua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Italia es uno de los paises que más me gustan y que más veces he visitado sin contar España, claro. Por algo será no?

      Eliminar
  3. ¡Qué colores más bonitos! La verdad es que parece un lugar precioso, lo tendremos en cuenta si alguna vez nos acercamos por allí.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El azul de la gruta azul es como mágico, una pasada

      Eliminar
  4. Que lugar tan hermoso. Por cuestiones climaticas no pude visitarla cuando fui a Capri. Quedo pendiente. Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros teníamos miedo de no poder verla por eso pero tuvimos suerte y pudimos entrar. Tú ya tienes excusa para volver

      Eliminar
  5. Menuda envidia me has dado. Cuando fui a Capri la marea estaba alta y me quedé con la ganas de visitar este lugar. ¿Tendré una segunda oportunidad?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que si que tengas una segunda oportunidad y puedas visitar la gruta azul porque es brutal!!

      Eliminar
  6. ¡Qué lugar tan bonito! 😍😍 Nunca habíamos oído hablar de él pero sin duda nos lo apuntamos como opción para el próximo verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es superchula!! Si viajais a Capri no podeis dejar de visitarla

      Eliminar

Gracias por comentar en Anden 27.