Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 1 de octubre de 2018

SENDERISMO POR ORDESA HASTA LA COLA DE CABALLO


Una de las rutas más bonitas que hicimos en nuestra visita a Huesca fue la ruta de senderismo por Ordesa hasta la cola de caballo. Al final del trayecto está la maravillosa cascada, pero todo el recorrido es muy bonito y bastante asequible para todo el mundo sin tener una gran preparación física, aunque hay que andar unas cuantas horas.
Senderismo por Ordesa hasta la cola de caballo
Senderismo por Ordesa hasta la cola de caballo

CÓMO LLEGAR AL VALLE DE ORDESA


Para pode acceder al valle de Ordesa hay que dirigirse a Torla, hasta el centro de visitantes de Torla. Aquí hay un amplio aparcamiento para dejar el coche y coger un autobús que te lleva hasta la pradera de Ordesa, lugar donde comienzan las rutas para caminar.
Este autobús funciona en periodos vacaciones ya que no se puede acceder en coche particular hasta la Pradera de Ordesa, concretamente en semana santa, Julio, Agosto y mediados de Septiembre y los diferentes puentes . Son fechas aproximadas, pero cada año pueden cambiar, lo mejor es consultar los horarios oficiales del servicio de autobuses al Sector de Ordesa.
El primer autobús para subir es a las 6:00 de la mañana y el último a las 18:00 o las 19:00 en función de la época del año. Para bajar, el último va desde las 20:30 hasta las 22:00 también dependiendo de la estación. Y están saliendo continuamente, cada 15 minutos más o menos.
El parking es gratis pero el ticket del autobús cuesta 4,50€ ida y vuelta (precio de 2018).
También hay que saber que la capacidad máxima del parque de Ordesa es de 1.800 personas a la vez, así que si se llega a ese número, se paralizará el servicio de autobuses.
Recorridos para llegar a la cola de caballo. Ordesa
Recorridos para llegar a la cola de caballo

RECORRIDOS PARA LLEGAR HASTA LA CASCADA DE LA COLA DE CABALLO


Hay dos formas de llegar hasta la cascada, por la senda de los cazadores o la ruta de la cola de caballo. El inicio de las dos es es el mismo hasta que se llega a la señal de la fotografía de arriba, en la que hacia la derecha se toma la senda de los cazadores y a la izquierda se toma la cola de caballo.

SENDA DE LOS CAZADORES


La senda de los cazadores comienza con una ascensión de más de 600 metros que dicen es muy exigente, además de peligroso si hay nieve o ha llovido mucho. Luego se continua hasta el mirador de Calzilarruego, desde donde hay unas vistas preciosas de todo el valle. A partir de ahí, se toma el sendero de la faja de Pelay, un sendero que se desliza a lo largo de toda la cornisa. Luego el resto del recorrido va descendiendo hasta llegar a la cascada. En este punto se junta con el recorrido de la cola de caballo hasta llegar a la pradera de Ordesa. Se trata de una ruta circular, pero es bastante exigente. Se necesita una buena preparación física, no solo por el desnivel que hay que subir al inicio, si no porque en total son más de 6 horas de caminata.

SENDA DE LA COLA DE CABALLO


La senda de la cola de caballo es la ruta más popular, la más asequible y la que nosotros hicimos. Se trata de una ruta que llega hasta la cascada de la cola de caballo y luego se desciende por el mismo sitio. Según las indicaciones, se tarda 2 horas y 40 minutos en subir y otro tanto en bajar. Nosotros tardamos un poco más en subir y un poco menos en bajar, pero en total fueron unas 5 horas de caminata, sin contar el descanso que hicimos junto a la cascada para comer un bocadillo.
Fuimos bastante pronto, dejamos el coche en el aparcamiento de Torla y cogimos el autobús de subida que salió en cuanto nos montamos. A las 9:00 ya estábamos en la pradera de Ordesa empezando a caminar.
Pradera de Ordesa. Senderismo hasta la cola de caballo
La senda empieza en una pista forestal que va en paralelo al valle del Arazas, junto a un río y a un bosque de hayas. El comienzo es llano y luego empieza una ligera pendiente hasta que la pendiente ya es una cuesta como Dios manda, pero suave suave, cada uno a su ritmo y parando cuando es necesario, se puede hacer sin más complicaciones. Durante el trayecto hay varios rincones preciosos en los que pararse a sacar fotos (una disculpa perfecta para pararse un ratito a descansar), hay una zona con cascadas como la de Arripas, la Cueva y del Estrecho. Después de esta zona de cascadas llegamos a las Gradas de Soaso y el camino se convierte en algo más incómodo ya que es un camino de piedras, como escalones naturales, que van por el lateral y ascienden hasta una pradera. Las Gradas de Soaso son una sucesión de cascadas y saltos de agua consecutivos que van sorteando el desnivel y que hacen las delicias de cualquier fotógrafo. Si eres más valiente que yo, puedes arrimarte más a la orilla para sacar fotos con mejores perspectivas, incluso, ir saltando de roca en roca hasta meterse en el agua. Yo, como soy una segurola, solo saqué fotos desde el camino, y para mí, son más que suficientes.
Ordesa. Gradas de Soaso. Senderismo a la cola de caballo
Ordesa. Gradas de Soaso.
A partir de aquí, el resto del recorrido va descendiendo o llaneando. Así que, aunque todavía queda un trecho hasta llegar a la cola de caballo, se hace más llevadero. Alcanzamos los llanos de Soaso, una extensa pradera,  rodeada de la cornisa por la que va la senda de los cazadores. En ese momento decidimos que, en algún momento, y tras un poco de entrenamiento, volveremos a la cascada de la cola de caballo por el senda de los cazadores, porque las vistas desde allí arriba deben de ser impresionantes. Además, los llanos de soaso tienen un encanto especial con el camino que han hecho para no salirse del camino y de esta manera preservar la fauna y la flora y no pisar más de lo necesario. Nada más entrar, parece que estábamos en Oz, en el camino de baldosas amarillas, aunque el camino no es de ese color, claro.
Ordesa. Llanos de Soaso. Senderismo hasta la cola de caballo
Ordesa. Llanos de Soaso.
Y después de andar un rato por los Llanos de Soaso, ya con la impaciencia de saber que estábamos cerca, por fin, llegamos a nuestro destino, la cascada de la cola de Caballo. Nosotros fuimos en verano y tenía mucha agua ya que ha sido un invierno con muchas precipitaciones y nieve, pero puede defraudar un poco si, después de casi 3 horas de caminata, la cascada tiene poca agua.
Dicen que es una de las cascadas más bonitas de España. No se si es la más  bonita, pero tengo que incluirla en mi lista de las 5 cascadas para visitar en España, que cuando escribí ese post, todavía no había visitado la cola de caballo.
Cascada de la Cola de Caballo. Ordesa
Cascada de la Cola de Caballo
Y después de hacer unas cuantas fotos desde todas las perspectivas que se me ocurrieron, en una piedra, y con vistas a la Cola de Caballo, nos comimos nuestro bocadillo y la fruta que llevábamos para recuperar fuerzas. Estos momentos son los que no se pagan con dinero pero que se recuerdan siempre. Uno de los lujos que tiene viajar.
Y después de descansar, de vuelta por el mismo camino hasta la pradera de Ordesa. Como amenazaba tormenta, bajamos bastante rápido y no tuve mucho tiempo de hacer fotos. Menos mal que el reportaje fotográfico lo había hecho a la subida.
Ordesa. Sendero de la cola de caballo
Ordesa. Sendero de la cola de caballo
Llegamos a la Pradera de Ordesa y cogimos justo el autobús, que salió nada más montarnos. Una vez en Torla, nos cambiamos la camiseta y las botas, no sentamos en el coche, arrancamos y comenzó a llover. ¡Menuda tormenta!. Así que nos quedamos con esa sensación de fortuna, de que todo salió fenomenal y que nos gustó mucho el senderismo por Ordesa hasta la Cola de Caballo. Seguro que volveremos.
El Parque Nacional de Ordesa es Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

4 comentarios:

  1. Qué precioso! Me encanta hacer rutas y con esas vistas más. Si algún día voy a Huesca me gustaría visitarlo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que ruta más chula!No conocemos Huesca así que la tendremos en cuenta.
    Es un plan genial para disfrutar de la naturaleza.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Hace años, la primera vez que fui a Pirineos, hice esta ruta. Me encantó. El invierno estaba acabando, los arroyos iban ya con agua, las cascadas estaban preciosas y aún había lugares con nieve. Fue espectacular.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué ruta más bonita! 😍😍 Nosotros no conocemos Huesca todavía así que nos apuntamos esta ruta porque nos encanta hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza. 😉

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en Anden 27.