Andén 27

Blog de viajes y fotografía

lunes, 14 de diciembre de 2015

EL PARADOR DE LERMA. DURMIENDO EN UN PALACIO


En nuestra visita a Lerma estuvimos hospedados en el Parador de turismo Palacio Ducal del Duque de Lerma. He de confesar que me gustan mucho los paradores. Si hay un parador en el lugar donde estamos turisteando, siempre lo visitamos, aunque no estemos hospedados en él. Me gusta ver sus salones, las cafeterías y todo lo que te dejan ver cuando no estás alojado en el Parador.
El parador de Lerma. Durmiendo en un palacio
El Parador de Lerma se ve desde la autopista. Ahí está, imponente, en la zona más alta de la ciudad, controlándolo todo. Ya dentro de Lerma, está ubicado en la plaza Mayor, más céntrico imposible. El parador dispone de parking de pago, por si no encuentras sitio para aparcar en el pueblo. A nosotros nos vino muy bien porque el día que fuimos había feria y estaba todo el pueblo a reventar.
Plaza mayor de Lerma. El parador de Lerma
Nada más entrar en el Parador de Lerma se accede al patio interior donde están las mesas de la cafetería. Las habitaciones del parador rodean este patio, con unas galerías abiertas y unas elegantes columnas. Se puede acceder al piso superior por una majestuosa escalera, de esas que hay en los palacios.
Parador de Lerma, patio interior. Palacio Duque de Lerma

Parador de Lerma, patio interior. Palacio Duque de Lerma
La habitación era muy amplia, con decoración clásica y sobria. La cama muy cómoda, dormimos fenomenal y el baño también era muy espaciosa. Nuestra habitación tenía vistas a la sierra y solo con asomarse a la ventana se respiraba tranquilidad. El desayuno de Buffet, con zumo de naranja natural, era muy completo y variado. La mejor manera de empezar el día. El parador también dispone de restaurante, con una oferta gastronómica con especialidades de la zona.
Parador de Lerma. Palacio Duque de Lerma

Parador de Lerma. Palacio Duque de Lerma
Pasamos un fin de semana de turismo muy tranquilo, visitando Lerma, el claustro de Santo Domingo de Silos y comiendo cordero ¡Cómo no!. ¿Se puede pedir más?
Parador de turismo Palacio ducal Duque de Lerma

TURISMO POR BURGOS

Si te ha gustado esta entrada puede que te interesen estos otros post sobre rincones de la provincia de Burgos.

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus amigos. ¡Gracias!

9 comentarios:

  1. Qué pinta !!! Me encantan los paradores, pero siempre que haya ofertas especiales, porque los precios en temporada alta son muy altos.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que algunos tienen unos precios.... Yo siempre estoy atenta a las ofertas :)

      Eliminar
  2. Pues esta sí que es una manera ideal de conservar el patrimonio. Nunca solemos alojarnos en paradores, y ya viene siendo hora. Me lo apunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, aunque no me aloje, siempre visito la cafetería o lo que te dejen ver. Jeje

      Eliminar
  3. Pues me parece que no se puede pedir más. Un buen hotel y una buena comida... A mi también me gustan los paradores, aunque casi siempre me agradan más las zonas comunes que las habitaciones, la decoración no me termina de convencer. Pero para gustos... ya sabes, los colores. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La decoraciòn suele ser bastante antigua pero este era muy cómodo y amplio!!

      Eliminar
  4. Precisamente esta semana estuvimos en Zafra y el parador de Zafra se parace mucho en su interior, con un bello claustro también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El parador de Zafra también lo tengo en mi lista!!

      Eliminar
  5. ¡Qué bonito el parador! A mí me gusta también visitarlos allá donde voy porque son edificios históricos y preciosos, merece la pena, aunque para hospedarme se me suelen escapar un poco de precio así que siempre tiro por lo más barato... Sólo me alojé una vez en el de Salamanca porque vi una oferta (50 euros la noche la doble) y me pareció asequible. Las vistas sobre el río y la ciudad por la noche ya lo valían.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en Anden 27.